badajoz (4)-ktkE-U1001501477984F-624x385@Hoy

808 familias de Badajoz están pendientes de que se les conceda una vivienda social

El Ayuntamiento reclama a la Junta que invierta más en construir este tipo de pisos

La Junta no invierte en vivienda social en la ciudad y cada vez hay más familias que necesitan una casa. Ese es el mensaje que lanzó ayer el concejal de vivienda, Eladio Buzo, quien insiste en que hay 808 pacenses pendientes de que se les adjudique una residencia. Aunque la Junta asegura que el año pasado invirtió 1,8 millones de euros en vivienda pública en la ciudad.

Sin embargo, hace cinco años que el Gobierno regional no edifica promociones nuevas en la ciudad y la necesidad va en aumento. Solo en el último año se han apuntado 120 solicitantes.

Eladio Buzo insistió ayer en una reclamación que ya hicieron todos los partidos en el pleno a finales de diciembre. El motivo es que ahora los presupuestos regionales están aprobados y estos solo recogen 200.000 euros para este tipo de infraestructura en la ciudad. El PP regional ha pedido un incremento en la tramitación de las cuentas, pero lo han rechazado, según la información que ofreció ayer Buzo. El edil ironizó con que en el momento en que vayan a edificar tendrán que hacer un barrio completo para atender toda la demanda.

El Ayuntamiento conoce las peticiones de primera mano porque es la delegación de Vivienda la que se encarga de tramitar las solicitudes. El Consistorio solo tiene 53 viviendas en el casco Antiguo, San Roque, Cerro de Reyes y las pedanías. Todas están ocupadas y existe lista de espera. Por eso reclaman ayuda.

Además, dice que constantemente reciben padres que quieren salir de los Colorines para mejorar el entorno en el que crecen sus hijos, pero que no hay residencias disponibles.

Eladio Buzo cree que la Junta debería prestar una especial atención a la ciudad debido a la población y a que cada vez son más los habitantes de la provincia que se mudan a la ciudad. Lo asegura tirando de datos. Si entre 2013 y 2019 la provincia perdió 20.170 vecinos, la ciudad ganó 81, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

«Insisto en que la política de vivienda social no puede ser igual (en Badajoz que en el resto de la región) porque hay gente que se muda a la ciudad», afirma el edil.

Denuncia, además, que la Junta no abonó ni una ayuda al alquiler social de la ciudad en todo el año pasado y eso está provocando que haya familias al borde del desahucio. La Junta dijo que tienen 175 concedidas.

La Junta ya informó en otoño de que prefieren reformar viviendas antes que construir. En septiembre comenzaron los trámites para renovar 90 viviendas en Suerte de Saavedra, en la avenida Antonio Hernández Gil. Las obras llegarán a los seis bloques de Camilo José Cela para fomentar el ahorro energético, la accesibilidad y la mejora de la zonas comunes. Estarán terminadas en 2023.

Por otro lado, está pendiente de adquirir los conocidos como ‘pisos de la Guardia Civil’ en la misma barriada a través de un convenio con el Ministerio del Interior. Son 90. El problema radica en que hay ocupas y tienen que desalojar a varias familias para poder concluir los trámites.

La Junta tiene 2.407 viviendas. Se ubican en barrios como Los Colorines, Suerte de Saavedra, la Luneta o Cerro de Reyes. La última promoción fue entregada en Las Moreras en 2015.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on print
Share on email

También te puede interesar