cc (1)-kDpE-U90243176822MZC-624x385@Hoy

El traslado de Psiquiatría y Geriatría deja casi vacío el Hospital Provincial de Cáceres

El hospital Nuestra Señora de la Montaña es ya un recinto prácticamente vacío. Ayer se produjo el traslado de las unidades de Psiquiatría y Geriatría, con lo que solamente quedan activos en este centro hospitalario la unidad de Alergología, que son solo consultas externas, el PAC (Punto de Atención Continuada) y el servicio de Donaciones de Sangre, gestionado por la Hermandad de Cáceres.

Antes de las 10,30 de la mañana ya se había producido el traslado de los únicos cuatro pacientes que tuvieron que moverse en ambulancias desde la Montaña hasta el hospital San Pedro de Alcántara. En concreto fue un paciente de Geriatría y tres de Psiquiatría. Esta última unidad ocupará la planta segunda del antiguo Materno-Infantil, que se trasladó a su vez la pasada semana a las plantas cuarta, quinta, sexta y séptima del hospital. Por su parte, Geriatría ocupará la planta octava del hospital San Pedro, convertido durante estos días en una especie de puzzle en donde las piezas se intercambian para adaptarse a la nueva situación generada por la apertura del hospital Universitario y el consiguiente cierre del hospital Nuestra Señora de la Montaña.

Cristina Martín Domínguez, directora médica de atención especializada y encargada de coordinar el movimiento de estos servicios destacó ayer la rapidez de los trabajos. «Se han trasladado pocos porque se ha hecho un trabajo previo», indicó. Durante los días anteriores se movieron muebles y enseres.

Para lograr precisamente que estos cambios pudieran hacerse con fluidez, desde el viernes pasado ingresaron pacientes geriátricos en Medicina Interna en el San Pedro de Alcántara, con lo que se redujo el número de personas susceptibles de ser trasladadas. En cuanto a Psiquiatría, hay otras áreas de salud que envían pacientes, pero se les pidió que durante este periodo intentaran no derivarlos, por lo que al final hubo que mover solamente a tres personas de esta unidad.

La directora médica de atención especializada del área de salud de Cáceres quiso subrayar la labor de los profesionales que han estado implicados en estos trabajos. «Facultativos, personal de enfermería, celadores, personal de servicios generales han ido todos a una, querían ya irse al hospital San Pedro de Alcántara, se sentían como huérfanos en el hospital de la Montaña y se han ido con mucha ilusión para estar ya con el resto de servicios».

El espacio con el que van a contar estas unidades en el hospital San Pedro de Alcántara es el mismo que el que tenían en la Montaña: 24 camas por cada una de las especialidades. Las consultas de Psiquiatría continúan en el lugar en donde se encontraban, en Salud Mental, ubicado en Ronda del Carmen. En este punto se atiende a personas con trastornos mentales, especialmente aquellas que, por la complejidad de sus casos, desbordan la capacidad de atención de los Equipos de Atención Primaria. La unidad de hospitalización breve del hospital sería el recurso siguiente en caso de necesidad de mayores atenciones que las que brinda un servicio ambulatorio.

El último movimiento, que tiene previsto hacerse a finales de mes de octubre o a principios de noviembre, según indica Martín Domínguez, es el cierre de la unidad de Alergología, que consta únicamente de consultas externas. Se instalará en la primera planta del San Pedro de Alcántara. En concreto, ocupará la zona de Pediatría, que actualmente está en proceso de remodelación. Cristina Martín Domínguez reconoce que esta última unidad también desea ya un cambio. «Es un hospital con poca actividad, porque en Alergología solo hay consultas externas, son pruebas funcionales y es ambulatorio». Tampoco se realizan ya las pruebas para otras especialidades, como radiografías, ecografías o análisis de sangre. Hasta el día 30 de septiembre continúa pasando consulta el psicólogo de TEA, trastorno del espectro autista. A partir de ese día pasará consulta en el San Pedro.

Con más de un siglo de vida a sus espaldas, este edificio era el antiguo hospital de beneficencia, que hace 32 años, en 1987, pasó a formar parte del Insalud e integró, junto al San Pedro de Alcántara, el entonces complejo hospitalario de Cáceres.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on print
Share on email

También te puede interesar