147237772--624x415

«Tenemos cerrado el tránsito con Portugal, hemos matado la EX-A1»

Los empresarios placentinos exigen, entre otras reivindicaciones, que se ultime la conexión lusa y bonificaciones energéticas

De la misma forma que lo ha hecho el sector turístico de la mano de Altup, es ahora el empresariado placentino y del norte cacereño en su conjunto el que reclama a la Junta que se ultime la EX-A1 hasta la frontera portuguesa, como necesario revulsivo económico para Plasencia y las comarcas.

«Tenemos perdido y cerrado todo el tránsito con Portugal, tanto turístico como de mercancías; la realidad es que hemos matado la autovía en Moraleja y que esto está suponiendo un perjuicio muy importante para todo el norte extremeño», afirma Eugenio Hernández, presidente del Círculo Empresarial Placentino.

Son alrededor de un centenar de empresarios los que ya forman parte de una agrupación multigremial y «queremos seguir apostando por nuestra zona y, por eso, es preciso que se mejoren las condiciones en las que estamos», añade Eugenio Hernández. «Ni los empresarios ni los trabajadores tenemos la culpa del entorno en el que nos han metido, y hay que tener claro que la gente se va de aquí por supervivencia vital».

Por eso, los empresarios del norte extremeño reclaman que se ultime la EX-A1 hasta la frontera lusa, «que ya se ocuparán después los portugueses de pedir lo mismo, y así abrir una entrada fundamental para turistas y mercancías».

Pero los empresarios reclaman también desde el norte «bonificaciones energéticas que nos ayuden a permanecer aquí y que supongan un aliciente que haga posible que vengan otros». Porque de lo contrario, señala, «el paro y la despoblación, que ya están aquí, continuarán».

El presidente del Círculo Empresarial Placentino explica que «urge un régimen fiscal especial con medidas concretas que pasen, por ejemplo, por una bonificación en el consumo de energía; si se tiene en cuenta que somos productores y que de cada 100 kilovatios que mandamos a Madrid 10 se quedan por el camino, ¿por qué no se nos regala esa pérdida?».

De la misma forma reivindican que se ejecute de una vez la reforma de la avenida Martín Palomino, sede de la mayor parte de las empresas de la ciudad, que la inversión pública «deje de ser testimonial», y una Formación Profesional ajustada al mercado laboral. «No se entiende que cada vez se destine un mayor presupuesto a la FP y que el paro siga creciendo». Asegura que los empresarios «necesitemos profesionales formados en oficios de siempre como albañiles, mecánicos, cocineros, asistentes de planta de hoteles, camareros, gruístas, electricistas, carpinteros, peones, conductores de trailer…».

Eugenio Hernández manifiesta que hace medio año aproximadamente «hicimos un chequeo entre nuestros socios para ver qué perfiles profesionales necesitaban, salieron los citados y sumaban más de 300 puestos de trabajo directos». Sin embargo, «aquí no encontramos esos profesionales y, por eso, los buscamos fuera; yo he contratado a dos gruístas, uno de Cataluña y otro de Andalucía».

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on print
Share on email

También te puede interesar